Seleccionar página

Una de las herramientas que el médico puede usar para recuperar la presión arterial es DASH, (Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión) un programa considerado por muchos como la mejor dieta cuando se trata de controlar y bajar la presión arterial.

Y fíjate que digo “programa”, no una dieta, sino una forma de comer. Recortas la sal, consumes más frutas y verduras, e incluyes a tus comidas cereales integrales, pescado, aves de corral, nueces, legumbres y lácteos bajos en grasa.

¿Quieres más detalles? Sigue leyendo…Comencemos:

1- Hazte amigo de lo verde con hojas.

La sal hace que el cuerpo se aferre a más líquido. Eso aumenta el volumen sanguíneo y la presión en las arterias, lo que hace que la presión arterial suba. Llena tu plato con hojas verdes como espinacas, brócoli, col rizada para un impulso de potasio. Este mineral ayuda a eliminar el sodio del cuerpo a través de la orina y relaja las paredes de los vasos sanguíneos.

 

Porción diaria recomendada: 3-6 tazas (verduras de hoja cruda).

2- Las berries son buenas para ti.

Los pigmentos que dan a los arándanos, fresas y moras sus colores ricos también vienen con un beneficio para sus vasos sanguíneos: antocianina. Es un compuesto natural que puede ayudar a que las paredes de las arterias se vuelvan más anchas y flexibles para reducir la presión arterial y mejorar la salud del corazón.

 

Porción diaria recomendada: 2-3 tazas (frutas congeladas o frescas).

3- El Yogurt es tu aliado.

El calcio es un jugador clave para una buena presión arterial porque ayuda a los vasos sanguíneos a apretarse y relajarse cuando deberían. El yogur normal y bajo en grasa es una buena manera de agregar calcio en tu dieta sin demasiado azúcar o grasa añadida. ¿Buscas un toque de sabor? Arroja algunas bayas para un poco de dulzura natural y aún más ayuda de la presión arterial.

 

Porción diaria recomendada: 2-3 tazas (yogur o leche).

4- No olvides el Pescado Graso.

Otra buena fuente de calcio es el pescado deshuesado, como el salmón enlatado o las sardinas. Los pescados grasos como la caballa y las sardinas también son ricos en omega-3, los ácidos grasos que aumentan la salud y ayudan a su corazón. Los estudios sobre suplementos de aceite de pescado muestran que pueden disminuir la presión arterial, especialmente si la presión arterial alta es moderada o grave.

 

Porción diaria recomendada: 3-6 onzas (pescado, carne magra y aves de corral).

5- Sigue usando las semillas.

Agrega semillas sin sal como calabaza, lino y girasol a ensaladas, yogur o avena para ayudar a reducir la presión arterial. Las semillas son una fuente de minerales vitales como el magnesio, que ayuda a controlar la presión arterial y relajar los vasos sanguíneos.

 

Porción diaria recomendada: 1-1.5 cucharadas (semillas).

6- Consume avena.

Este grano entero es saludable, lleno y bajo en sodio. También está lleno de fibra, que ayuda a mantener el peso y la presión arterial bajo control. Cocina tu avena enrollada o cortada en acero con agua o leche baja en grasa. Cambia el jarabe de arce o el azúcar morena por pasas o plátanos por un toque de dulzura.

 

Porción diaria recomendada: 3-5 tazas cocidas (cereal integral, arroz y pasta).

7- Agrega la remolacha a tu dieta.

Un estudio muestra que beber 2 tazas de una mezcla de tres partes de remolacha y una parte de jugo de manzana puede hacer que la presión arterial sistólica (el número superior) baje en solo unas horas. Los hombres pueden ver un beneficio mayor que las mujeres. Una presión sistólica alta puede aumentar las posibilidades de accidentes cerebrovasculares. La remolacha cocida y los verdes de remolacha, que contienen mucho potasio, son una buena alternativa.

 

Porción diaria recomendada: Aproximadamente 2 tazas (verduras crudas o cocidas, o jugo de verduras).

8- Ajo diariamente.

El ajo puede añadir algo más que ralladura a tus platos. También puede tener una mano en aumentar sus niveles de óxido nítrico, que dilata los vasos sanguíneos. Cuanto más relajados estén los vasos sanguíneos, menos tiempo debe trabajar el corazón para bombear sangre a través de ellos. Eso ayuda a mantener la presión arterial baja.

 

Porción diaria recomendada: 1-2 dientes de ajo mínimo.

9-Pistachos.

Las nueces y las almendras pueden ser una gran fuente de grasas saludables que ayudan a su corazón, pero para la presión arterial alta, tu mejor elección son los pistachos. Parecen tener el efecto más fuerte en la reducción de las lecturas de la presión arterial superior e inferior.

 

Porción recomendada: 1-2 tazas por semana (nueces).

10- Utiliza aceite de Oliva.

Los polifenoles, que son antioxidantes protectores, en el aceite de oliva le dan una ventaja sobre otros aceites. Los polifenoles mejoran la salud de los vasos sanguíneos y los ayudan a mantenerse elásticos. Es una elección inteligente para una grasa saludable. Utilízalo en lugar de mantequilla, aceite vegetal o aceite de canola en su cocina.

 

Porción diaria recomendada: 2-3 cucharaditas (aceite, mayonesa o aderezo para ensaladas).

11No olvides las Legumbres y Frijoles.

Una taza diaria de guisantes, lentejas, garbanzos o frijoles puede mantener tu presión arterial bajo control e incluso bajarla. Las legumbres y los frijoles son grandes en fibra y también pueden ayudar a evitar enfermedades coronarias.

 

Porción diaria recomendada: 1 taza (frijoles cocidos y guisantes).

12Regálate un gusto con el Chocolate Negro.

No te entusiasmes demasiado. Resulta que el chocolate negro (al menos 50% a 70% cacao) puede darle un impulso de un compuesto vegetal llamado flavanol. Al igual que con el ajo, este antioxidante puede aumentar sus niveles de óxido nítrico y ensanchar los vasos sanguíneos. Eso puede hacer que tu presión arterial baje una muesca. No hace falta decir que un poco de chocolate es todo lo que necesitas.

 

Porción diaria recomendada: Un mordisco ocasional.

 

Pero recuerda que: Los alimentos no son el tratamiento completo…

Si tienes presión arterial alta o presión arterial alta límite, una dieta saludable y aprender a elegir tus  alimentos de manera inteligente puede ayudarte a controlar tu afección o prevenirla…Pero lo que haces fuera del plato también importa.  Así que desde hoy proponte hacer pequeños cambios: pierde cualquier peso extra, haz ejercicio moderado y esfuérzate por mantener un estilo de vida más saludable de lo que has hecho hasta ahora… no tiene que ser todo a la misma vez, pero si lo haces paso a paso estoy segura de que lo lograrás.

 

Y no quisiera terminar sin antes dejarte algo que te va a ayudar muchísimo…para que el trabajo no se acabe cuando termines de leer este articulo me gustarías regalarte una Guía de 9 técnicas avanzadas para bajar la presión sin tomar medicamentos.

Esta guía fue diseñada y puesta en práctica con excelentes resultados por mi amigo y socio Yasser Lezcano, a quien, quizás como a ti, la hipertensión lo ha llevado a estar en un hospital delicado de salud. Es por eso estamos trabajando en cada vez llegar a más personas para contarles esta experiencia y que tengan los resultados satisfactorios que él ha tenido.

 

¡Que la disfrutes! Y si crees que este articulo te ha servido de de algo no olvides dejarme tu comentario debajo…y compartirlo con aquellas personas a las que le pueda ayudar.